Doctor Héctor Fernández Padilla y Doña Margarita Pacheco de Fernández
Fundadores 

Nuestra historia

Con el fin de aliviar la deficiencia en medicamentos del mercado salvadoreño causada por las dificultades en las importaciones propias a la posguerra de la Segunda Guerra Mundial, el Doctor Héctor Fernández Padilla junto con su esposa Doña Margarita Pacheco de Fernández, ambos propietarios de la Farmacia Fernández de Sonsonate, deciden emprender en la fabricación de productos farmacéuticos medicinales de consumo humano que permitan restablecer la salud de sus fieles clientes. Es así como un 25 de agosto de 1948, los esposos Fernández fundan Laboratorios Ferson en la ciudad de Sonsonate, nombre que obtienen de la integración de las iniciales de su apellido “Fernández” en conjunción con el lugar que les acogía “Sonsonate”.

Pronto llegaron los primeros jarabes que dieron renombre a la compañía y particularmente el reconocido “Tónico Ferson”, poderoso reconstituyente general, que a la fecha se sigue comercializando con el mismo éxito obtenido en sus orígenes.

Años más tarde con el fin de abastecer el número creciente de consumidores, los esposos Fernández trasladan Laboratorios Ferson a San Salvador específicamente sobre la 17ª Avenida Sur, contiguo a la Iglesia del Perpetuo Socorro y simultáneamente aperturan la farmacia “Latina” en el centro de la capital. Desgraciadamente, un incendio de grandes proporciones consumió al Laboratorio y obligó al cese de su funcionamiento. Sin embargo, con la misma tenacidad y optimismo que caracterizó a los esposos Fernández a lo largo de sus vidas, estos deciden emprender nuevamente y reubicar Laboratorios Ferson sobre la 25ª Avenida Sur en el Número 418, lugar donde el laboratorio operó exitosamente por 32 años.

Con el repentino fallecimiento del Doctor Fernández en 1967, Doña Margarita Pacheco viuda de Fernández asume el cargo de Directora Presidenta y para 1978 nombra Gerente General de Laboratorios Ferson a su sobrino, el Ingeniero Fernando Pacheco Munguía. Bajo el liderazgo del Ingeniero Pacheco, Laboratorios Ferson comienza una etapa de modernización y expansión agresiva, que lleva a la empresa a posicionarse como un proveedor de productos farmacéuticos medicinales de consumo humano de la más alta calidad. El lema del Ingeniero Pacheco siempre fue que el beneficio de las medicinas de Laboratorios Ferson no conocía de fronteras, por lo que siempre se caracterizó por querer poner a disposición de sus consumidores medicinas de la más alta calidad  bajo el lema de “por una salud sin fronteras”.

Ingeniero Fernando Pacheco Munguía
Presidente 1979-2012

Años de esfuerzo y arduo trabajo le permitieron hacer de Laboratorios Ferson una empresa con presencia regional en Guatemala, Honduras, Nicaragua, Belice y Costa Rica para lo que requirió emprender su más ambicioso proyecto: una planta industrial de 5,000 metros cuadrados construida bajo las más estrictas normas de calidad. Y es así como en 1997, el Ingeniero Pacheco da vida a su proyecto e inaugura la nueva planta de Laboratorios Ferson, ubicada en el Parque Industrial El Rinconcito, una de las mejores instalaciones para laboratorios en Latinoamérica y en donde opera en la actualidad.

En el 2008, Laboratorios Ferson reafirmó su alto compromiso con la calidad, como garantía de la satisfacción de sus clientes, certificándose bajo la norma ISO 9001:2008; y en el período 2016-2017 es acreditado por la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) con la Certificación de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) según guía del informe 32 de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en todas sus líneas de producción. Asimismo, en 2017 obtiene de manera pionera en Centroamérica la certificación ISO 9001:2015.